Nutrición

Nutrición y suplementos

De acuerdo con el Código Europeo Contra el Cáncer, recomendamos una Dieta Mediterránea para prevenir la enfermedad y mantener la salud basada fundamentalmente en:

  • Cinco piezas de fruta-verdura al día: son fuente de antioxidantes, fibra, fitoquímicos, vitaminas y minerales. Debemos combinar diferentes tipos: tomar al menos 3 frutas al día, a ser posible fruta del tiempo y fresca (tomar sin piel o lavarlas bien) y mínimo dos platos de verdura o ensalada al día.
  • Frutos secos: nueces, almendras, avellanas, pistachos… tomarlos naturales sin tostar ni con sal añadida. Se recomienda un puñado varios días en semana. Se pueden incorporar a otros platos si se prefiere.
  • Pescado 3 ó más veces por semana, preferible pescado azul pequeño (evitar pescados grandes por su alto contenido en mercurio).
  • Aceite de oliva virgen extra para cocinar y aliñar ensaladas.
  • Los lácteos no están prohibidos, se pueden tomar ocasionalmente a ser posible mejor desnatados o semidesnatados. El queso fresco, preferible a curado y yogur natural.
  • Huevos varias veces en semana. Son aporte de proteína animal.
  • Limitar el consumo de carne roja (ternera, cerdo, cordero) y embutidos a 1 ó 2 veces por semana. Preferible carne blanca como pollo, pavo o conejo.
  • Limitar el consumo de sal (2 gr de sodio al día).
  • Evitar la ingesta de conservas, enlatados y comida procesada.
  • Tomar legumbres 2-3 veces por semana
  • Cereales si puede ser mejor integrales y evitar harinas refinadas, pan blanco, arroz blanco… Reducir
    hidratos de carbono simples.
  • Ingerir comida fresca y del tiempo.
  • Cocinar los alimentos de forma sencilla evitando fritos, barbacoas, ahumados y tostados.
  • No beber más de una cerveza o vaso de vino al día. Evitar bebidas azucaradas: Fanta, zumos, Coca-Cola…
  • Beber unos 2 litros de agua al día.
  • Reducir la ingesta de azúcar y productos refinados.

 

Es fundamental adaptar las dietas de los pacientes haciendo hincapié en algunos aspectos importantes como:

  • Pérdida de peso o caquexia.
  • Pacientes con sobrepeso con un índice de masa corporal (IMC) elevado.

SUPLEMENTOS NUTRICIONALES
Hasta en un 30-80 % de los pacientes presentan malnutrición y un déficit de proteínas entre 30-60%… y, aunque sería lógico utilizar suplementos para estos déficits nutricionales, no tenemos suficiente evidencia científica para su uso.

Basándonos en las guías clínicas, no recomendamos el uso de suplementos si el paciente está con tratamiento convencional activo, con un grado de evidencia 1A.

A pesar de esto, hoy en día hay algunos suplementos que no sólo están recomendados sino que se utilizan de manera protocolizada con algunos esquemas de quimioterapia como es el caso del ácido fólico.

Hay muchos estudios en marcha con otros tipos de suplementos como el Omega 3 para ganar masa muscular y peso en pacientes con caquexia…

Lo más importante es que los pacientes consulten con su oncólogo el uso de suplementos y que sea valorado su uso dependiendo de los riesgos vs posibles beneficios y en función de las circunstancias de cada paciente.

Está demostrado que algunos suplementos pueden presentar interacciones con los tratamientos convencionales de quimioterapia y radioterapia, por eso ¡¡PREGUNTA SIEMPRE A UN PROFESIONAL!!