Terapias mente-cuerpo

Mente-Cuerpo

TERAPIAS MENTE-CUERPO EN ONCOLOGÍA INTEGRATIVA:

Muchos pacientes creen que el estrés y los traumas emocionales podrían influir en la etiología y el transcurso de la enfermedad. Actualmente no hay estudios que avalen estas teorías y el papel del estrés en el cáncer sigue siendo muy controvertido.

Lo que sí sabemos es que el estrés sostenido provoca consecuencias negativas (a nivel fisiológico, en el sistema inmune…) y empeora el bienestar general de los pacientes.

En los Servicios de Oncología tenemos el apoyo de profesionales en psico-oncología, a ellos se pueden sumar estas terapias de mente-cuerpo de manera complementaria, ofreciendo un soporte psicosocial a los pacientes y su entorno, ayudando a mantener el bienestar general y a mejorar la calidad de vida, control de síntomas asociados a la enfermedad y los tratamientos, dando así un soporte global al paciente tanto a nivel físico como emocional.

En estos últimos años muchos son los estudios que se han llevado a cabo con las terapias mente-cuerpo. Se ha visto la influencia en la adherencia a los tratamientos, disminución en el estrés, mantenimiento de la integridad funcional, del sistema inmunológico y otros sistemas fisiológicos, por lo tanto, son importantes para ayudar a los pacientes a adaptarse al tratamiento del cáncer, la recuperación, las complicaciones del mismo.

Un metanálisis de 116 estudios encontró que las terapias mente-cuerpo reducían la ansiedad, la depresión y el trastorno del estado de ánimo en pacientes con cáncer y les ayudaban a afrontar la enfermedad.

A medida que las personas con cáncer utilizan estas técnicas, reducen tanto su vulnerabilidad psicológica al estrés como sus consecuencias fisiológicas. Cualquiera de las técnicas: terapia cognitiva, relajación, meditación, tai chi…, proporcionan beneficios psicológicos y fisiológicos específicos como: mejoran el insomnio, el estado de ánimo, la depresión y el dolor; disminuyen las hormonas del estrés, mejoran el sistema inmune y la calidad de vida en general.

Cada vez que los pacientes sienten el beneficio de una terapia mente-cuerpo, refuerzan el sentido de control sobre sus propias vidas y contrarrestan los sentimientos de desesperanza y desamparo. Las técnicas mente-cuerpo deben practicarse regularmente para producir efectos beneficiosos.

El grado de recomendación por la Sociedad Americana de Oncología Integrativa (SIO) en el uso de este tipo de terapias es 1B, llegando alcanzar una recomendación 1A en el caso de pacientes con cáncer de mama.
Se ha visto un mayor beneficio en las terapias grupales, terapias cognitiva y de reducción del estrés.

Algunas de las terapias mente-cuerpo incluidas son:

  • Meditación- Mindfulness: la práctica de la meditación y en concreto de un programa de reducción del estrés basado en la atención plena de 8 semanas (mindfulness) ha demostrado, en diversos estudios, la mejora en la calidad de vida, insomnio, estado de ánimo… y disminución en citoquinas inflamatorias y niveles de cortisol. En el siguiente enlace os dejo una breve y sencilla práctica de meditación a través de la respiración que espero os sirva.

  • Tai-Chi: combina movimientos suaves con la respiración y la meditación. Diversos estudios han demostrado mejorar la fuerza muscular, la flexibilidad,la capacidad aeróbica, el equilibrio, la fatiga, disminuye el riesgo de caídas e impactando en la calidad de vida. Recomendado por un hospital tan prestigioso como el MD Anderson del cual os muestro un interesante video.
  • Qi-gong: combina los movimientos del cuerpo, relajación muscular, meditación y respiración para mejorar la salud física, mental y emocional mediante la creación de un flujo de energía llamado “qi” (pronunciado chee), basado en la medicina tradicional china. Disminuye el estrés, el dolor, la ansiedad y la fatiga, mejora la función pulmonar, el estado de ánimo y el sueño. Es beneficioso para el mantenimiento general de la salud, particularmente en pacientes mayores.
  • Yoga: combina el movimiento físico, el control de la respiración y la meditación. Hay diferentes tipos de yoga. Muchos son los estudios realizados con este tipo de terapia con resultados similares a los ya comentados en la meditación.
  • Las técnicas de relajación han demostrado beneficio en la mejora del sueño y la calidad del mismo, aunque es cierto que estas técnicas tardan más en hacer efecto que los tratamientos convencionales.

 
terapias mente-cuerpo onconature

Para finalizar este apartado os dejo el enlace de una iniciativa preciosa y desde aquí fomentar proyectos similares para los cuales podéis contar conmigo… ¿quién se anima?