Ejercicio Físico

El ejercicio físico oncológico es aquel ejercicio pautado y controlado por un profesional que se realiza para reducir o prevenir los efectos secundarios del tratamiento oncológico de manera individualizada con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes. No todo el ejercicio físico es bueno para todos. La personalización es muy importante.

En la oncología integrativa el ejercicio físico es uno de los pilares fundamentales y está totalmente demostrado científicamente que mejora la calidad de vida de los pacientes. Los mismos pacientes afirman sorprendidos que tras empezar a realizar ejercicio físico pautado, se sienten más fuertes, con más ganas y energía que cuando no lo realizaban, pese a la pereza inicial o la sensación de no tener fuerzas. No solo eso, también es un medio de prevención contra el cáncer y todo el que lo practica siente sus poderosos efectos beneficiosos para la salud.

En este gráfico cedido por Geicam, se detallan los ejercicios recomendados, los efectos positivos globales sobre el organismo asi como la evolución histórica del ejercicio físico oncológico y algunos datos de interés relacionados con la alimentación o la falta de ejercicio: